martes, 15 de octubre de 2013

VIRTUOSISMO

wind virtual university
 
 

Lo colocó entre sus piernas aprisionándole suavemente con las rodillas, acarició su largo cuello y frotó su cuerpo con ternura, él lanzó un gemido leve y ella empezó a interpretar la suite para violonchelo de Johann Sebastian Bach.

12 comentarios:

  1. Bien con esa espalda tan escultural podría interpretar cualquiera jajaja.
    Preciosa inspiración la que te dio la foto.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montesino, aprecio mucho su lectura. A propósito de su comentario le digo que este micro lo había enviado, hace bastante tiempo, a otro blog pero nunca me lo publicaron y lo tenía por ahí, un poco olvidado, lo que quiero decir es que el relato fue primero que la foto. Navegando por Google me topé con la imagen y me dije: “Wao, este es el micro que escribí” y entonces me decidí a publicarlo aquí.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Dios qué belleza de palabras..
    Felicidades
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, me alegra que le guste.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Rosy, gracias, sabe que aprecio mucho sus palabras.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Saldrá una gran melodía, por tan bonitas palabras.
    Saludos Beto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El violonchelo es un instrumento muy sensual con un sonido hermoso. Gracias Yolanda, es un halago su comentario.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Esa espalda de Man Ray te ha sugerido mucho, ¿eh?

    ResponderEliminar
  6. Gracias Juan manuel, es un placer y un honor que pases por mi blog, bienvenido.
    Este micro fue inspirado por un concierto, por eso quien toca el instrumento en el relato es la mujer. Luego encontré esta foto de un "hipster" que hace un homenaje al trabajo de Man Rey (a quien no conocía) y quedé impactado por la similitud con lo que escribí.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. JA,JA,JA,JA. Lo dirías en chiste pero sí se llegan a dar éstas cantantes del orgasmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay cierto juego erótico (intencionalmente) inspirado en la sensualidad del violonchelo. Gracias Carlos, agradezco, siempre, sus comentarios.

      Saludos.

      Eliminar